Me pasó en Río Gallegos

El plan era no decir nada pero para que no me reprochen luego, acá voy: hoy es mi cumpleaños.
Este 27 de febrero de 2015 coincide –casi– con los cuatro meses de viaje de la Vuelta a la Argentina en Gilera y con mi estadía en Río Gallegos (parece que el destino quiere que sigan pasando cosas en Río Gallegos).

IMG_2367

Lugares que conocí estando en Río Gallegos: Palermo Aike

IMG_2318

Flamencos

IMG_2269

Gaviotas

IMG_2229

Laguna Azul

IMG_2087

Barco Marjorie Glen, Punta Loyola

IMG_2133

“Si comés Calafate, te quedas a vivir en el lugar” dicen… Yo comí!

Quería mantener en secreto mi cumple y mi edad (a lo Mirtha Legrand mierda carajo). En realidad no es que no lo quiera decir, es que por momentos me parece una boludez una pavada que la gente te diga “¡Feliz cumple, pasala lindo!” cuando, de no ser por una publicación, un aviso en face o cualquier otra aplicación que diga: “Desea un feliz cumpleaños a tu amigo X”, jamás se enteraría que hoy cumplís años. Pero bueno, tampoco quiero estar en contra del mundo y acá estoy, haciendo algo que nunca hice, auto publicando mí cumple en un post de mi blog.

IMG_2556

Camino a Cabo Vírgenes

IMG_2532

Choique (o Ñandú)

IMG_2525

Guanacos

IMG_2802

Pinguino de Magallanes en Cabo Vírgenes

Cuando arrancaba este viaje, hace unos meses, me preguntaban ¿dónde vas a pasar la navidad?, ¿y año nuevo?, ¿y tú cumple? Como en aquel momento contesté a todas esas preguntas con un “no tengo idea” (realmente no tenía idea) acá van las respuestas: Navidad en Playa Unión (Chubut), año nuevo en Comodoro Rivadavia y mi cumple en la “eterna” Río Gallegos.
Y creo que esa es una de las cosas que más me gustan de viajar. No saber nada acerca del futuro. No saber en dónde vas a estar en tal fecha. No planificar nada. No saber ni siquiera lo que va a pasar mañana. Dejar que todo fluya y que las cosas salgan como quieran. Y que en ese entonces me encuentre adonde los vientos –de la Patagonia en este caso– me quieran llevar.IMG_2743

Como escribí arriba, en esta “parada en boxes” en Río Gallegos (si, otra vez estoy hablando de Río Gallegos) pasaron muchas cosas que no tienen mucho que ver entre sí, pero tengo ganas de contarlo. Cosas como…

  • Aprender a cortarme el pelo. Lo primero que hice cuando volví de Malvinas fue buscar una peluquería. La idea era sacarme el “pekinés” de la cabeza y a la vez sentirme más cómodo, pero me quisieron cobrar $100 por el corte y me pareció mucha plata. Para que se den una idea, con ese dinero lleno el tanque de mi moto o compro comida para una semana. ¿Que hice? Entré a YouTube, miré este tutorial y, maquinita en mano, me corté el pelo.
    No es que ahora pueda reburcarmelas trabajando de peluquero (no es lo mío y además me sé un solo corte :D) pero volverme autosuficiente en ese sentido me gustó, me ahorré cien mangos y además, me divertí un rato.

    IMG_2038

    Así me quedó el corte: Not bad!?

  • Introducirme en la mecánica de motos. A veces me da vergüenza decirlo, pero cuando inicié este viaje, no sabía lo que era un pistón, una biela, un cilindro y así podría seguir nombrando todas las partes del motor. Digamos que la necesidad me llevó a averiguar los vericuetos de la mecánica de mi moto, de manera obligada. A veces sin conocimientos y hasta con pocas herramientas fui conociendo las partes del motor de Caprichosa y entendiendo el funcionamiento de cada una. No me considero un mecánico (ni cerca de serlo), pero viendo hacia atrás, el haber aprendido de forma autodidacta ciertas cosas, me pone orgulloso.
  • Todo pasa por algo. Es así de simple. Todo, absolutamente todo pasa por algo. A veces es difícil verlo y nos ponemos mal cuando las cosas no salen como queremos pero después se nos abre un camino o una puerta que, de otra forma, nunca hubiéramos descubierto.
    En Río Gallegos conocí a un tipo que me ayudó a comprender muchas cosas, una especie de guía espiritual que apareció justo, quizás en el momento del viaje que más lo necesitaba. Me enseño, palabras más, palabras menos, a saber sobrellevar esta vida de viaje. Porque, aunque desde afuera se vea como algo fácil, no lo es. No existe un manual que te diga cómo proceder en cada situación y al igual que todos los que alguna vez se embarcaron en este tipo de aventuras, yo tampoco sé cómo viajar, sino que estoy improvisando.

    IMG_2806

    Punta Dungeness (Chile)

    IMG_2886

Bueno, empecé hablando de mi cumple y terminé en cualquier lado. Más allá de todo, creo que muchos se estarán preguntando como sigue mi viaje y nuevamente tengo que volver a nombrarla a ella, a quien amo y odio, a quien sacó lo mejor y lo peor de mí en este viaje, pero que por ninguna otra cambiaría. Sí, me refiero a Caprichosa. Pero esta vez no voy a contar nada, no voy a dar detalles, solo decir que más adelante habrá novedades.
Y agregar que en estos días, casi sin planearlo “me cayó del cielo” un juego de cilindro, pistón y aros nuevito para que pueda colocárselos a ella. Una cosa más del destino, del viaje y de Río Gallegos que en esta fecha, tomo como un regalo de cumpleaños.

Feliz cumpleaños para mí!

Feliz cumpleaños para mí!